ENVIAR IMPRIMIR TEXTO
INICIO YUCATÁN     Viernes, 28 • Abril • 2017

Extranjera adopta a niño yucateco solo para descargar sus frustraciones


En diciembre de 2014, el menor pensó que había recibido un maravilloso regalo de Navidad, pero en apenas una semana la amorosa madre que se comprometió ante el DIF a cuidarlo se transformó en una mujer violenta y agresiva.

En diciembre de 2014, un niño de 11 años recibió como regalo de Navidad la oportunidad de tener un nuevo hogar tras ser adoptado por una doctora panameña que se comprometió a ser la mamá que lo infortunios del destino le arrebataron al menor.

Sin embargo, no pasó ni siquiera una semana cuando la extranjera, identificada como Echissel Serita Reece Dawkins, se transformó en madrastra y olvidó los compromisos que hizo ante el DIF.

Eran tan graves los actos de violencia que la mujer ejercía contra el niño que tuvo que intervenir el DIF y se le inició un proceso penal.

La mujer fue presentada ante el Juzgado de Control en turno, donde se le formularon cargos por violencia familiar y lesiones, denunciados por Luis Jesús Santana López, funcionario del DIF, y se le vinculada a proceso penal el 26 de diciembre pasado.

Ahora, a petición de su defensa, se ordenó la suspensión a condición del proceso por un año.

La doctora panameña ofreció 70 mil pesos por concepto de reparación de daño; residir en un domicilio señalado en Mérida, trabajo a favor de la comunidad en el Hospital O'Horán, continuar con su empleo como médico, no acercarse a la víctima y someterse a tratamiento psicológico.

De acuerdo con la carpeta de investigación, el niño L.A.R.D., actualmente de 11 años, fue adoptado por Reece Dawkins y el día 22 de diciembre del 2014 comenzó a vivir con ella en el predio número 102-B de la calle 11-A entre 22 y 22-A del fraccionamiento Rinconada de Chuburná.

Sin embargo, apenas pasó una semana cuando comenzó a ejercer actos abusivos de poder, pues por cualquier motivo lo golpeaba con un palo de escoba, lo golpeaba en la cara con los puños y lo insultaba constantemente.

El pequeño, según los exámenes practicados por la Fiscalía General del Estado, tiene varias marcas en todo el cuerpo.

El 27 de abril de 2016, al llegar de su trabajo y ver que el niño no se había bañado y tampoco había hecho limpieza, le propinó severa paliza con un palo de escoba.

Los vecinos que estaban enterados de lo que le ocurría al menor, reportaron el caso a las autoridades.
Te recomendamos leer

Comentarios de los lectores

YucatanAhora.com 2009 © Todos los derechos reservados