ENVIAR IMPRIMIR TEXTO
INICIO YUCATÁN     Domingo, 22 • Octubre • 2017

Empresario yucateco muere atacado por sus cerdos


La extraña muerte ocurrió en la hacienda Kitinché, donde un empleado encontró al dueño de la empresa de alimentos balanceado Lorgam tirado y con una mordida en el muslo izquierdo. No era la primera vez que lo atacaban los cerdos pelones que criaba en su hacienda ubicada en la carretera Tixkokob-Ekmul.

Una extraña muerte tuvo el dueño de una empresa productora de alimentos balanceados para animales, al fallecer debido al presunto ataque de un cerdo pelón.

El hombre fue hallado muerto en la hacienda "Kitinché" (ubicada en la carretera Tixkokob-Ekmul) por un empleado, el cual llegó por la mañana y lo vio tirado sobre el pasto.

El fallecido fue identificado como Manuel Loría Gamboa, de 68 años y dueño de la empresa Lorgam, de alimentos balanceados.

El empleado informó que llegó cerca de las 10 de mañana y se percató que en la terraza de adelante estaba tirado su patrón sobre el pasto.

Al revisarlo se percató que presentaba una mordida de unos ocho centímetros en la parte posterior del muslo izquierdo, al parecer ocasionada por uno de los cerdos pelones que criaba el empresario.

Paramédicos de la SSP acudieron al lugar y constataron la muerte de Loría Gamboa, quien no era la primera vez que era atacado por sus cerdos, según comentaron los empleados.

En el pasto se encontraron manchas de sangre, lo mismo que en el costado derecho de un Versa que se encontraba a dos metros del cadáver.

Se lo comían vivo los cerdos

A fines de julio pasado publicamos que, como si fuera una escena sacada de una película de terror, dos cerdos estaban comiéndose vivo a un anciano en la colonia Plan de Ayala Sur.

Los hechos fueron descubiertos por una nieta del hombre, de 87 años, quien al ir a ver al abuelo a su habitación se percató que dos cerdos le estaban mordiendo los pies.

El lesionado fue identificado como Manuel de Jesús Palma, quien al momento de entrar su nieta al cuarto permanecía acostado en una cama con los pies en el suelo.

Los cerdos aprovecharon esa circunstancia para comenzar a mordisquear los pies del anciano, quien al parecer por falta de sensibilidad en los pies (posiblemente por diabetes) no pudo darse cuenta que los cochinos se lo estaban comiendo vivo.

Tras ponerlo a salvo, don Manuel fue llevado a la Clínica Yucatán en una ambulancia de la SSP, pero posteriormente se supo que falleció.
Te recomendamos leer

Comentarios de los lectores

YucatanAhora.com 2009 © Todos los derechos reservados